jueves, 13 de diciembre de 2012

Gelatina de Navidad



Ayyyy!!!! Qué cerquita tenemos ya las navidades. 
Esas fechas en las que todos los hogares se llenan de calorcito familiar, de alegría, niños corriendo y jugando de acá para allá mientras decoran el Belén y el árbol de Navidad. 
Las reuniones familiares, las cenas con amigos y compañeros de trabajo...
En fin, que decir, cada año es igual pero, a pesar de todo, a mí me gustan mucho estas fechas sobre todo por ver a los más pequeños llenos de ilusión esperando esos días  en los que ocurre la magia y al despertar se encuentran  con un montón de regalos todos para ellos.
Qué carita se les queda…!!




Otra cosa por la que la Navidad es cosa buena para mí, es la cocina. Cuantas cosas ricas se pueden cocinar!! 
Es verdad, que se pueden hacer durante todo el año, pero no es lo mismo. Ni se hacen con la misma ilusión, ni al comerlas saben igual.
Bueno, ya está bien que me enrollo más de la cuenta.
Como ya dije en mi Facebook, la próxima receta que iba a postear, sería un postre para niños.




Es un postre ligerito, vistoso, con muchas vitaminas y proteínas, y como casi todas mis recetillas, económico.
Lo encontré por casualidad en La Receta de la Felicidad, y me llamó mucho la atención. 
Cuando lo preparé para hacer la prueba pasó el control de calidad enseguida. Gustó mucho y lo mejor de todo, se quedaron con la boca abierta al ver que al cortarlo era de colores por dentro.
Hay que tener en cuenta que debe prepararse el día anterior para que quede bien cuajada la gelatina.
Vamos ya con la receta…



Necesitamos:

1 paquete de gelatina de fresa o frambuesa
1 paquete de gelatina de manzana o kiwi
12 láminas de gelatina neutra
1 lata de leche condensada de 740 gr.




Y así la preparamos…

Preparamos  unos recipientes a ser posible cuadrados y amplios, para que al echar la gelatina no nos quede muy alta. Yo use dos pequeños para cada color porque no tenía grandes.
Hacemos la gelatina con la mitad de agua que nos indica el fabricante, es decir, que hacemos los dos sobres a la vez, con la cantidad de agua que indica para un sobre. Queremos que nos quede una gelatina firme, dura y con el color más intenso y brillante.
Cuando ya tenemos la gelatina de los dos colores hecha, esperamos que se enfríe y la metemos en el frigo. Mejor hacerlas el día anterior para que esté bien cuajada.
Antes de desmoldarlas, es decir, cuando aun estén en los envases, hacemos cortes horizontales y verticales para hacer los dados. No importa que no nos salgan todos iguales.
Disponemos los dados de gelatina de colores en un molde untado ligeramente con aceite de girasol. Yo los puse en uno de Plum Cake, pero sirve cualquier molde.
Ponemos en remojo con un poco de agua fría las láminas de gelatina durante 5 minutos para que se hidraten.
Mientras tanto, calentamos un vaso de agua en un cazo. Cuando hierva, retiramos del fuego, echamos las láminas de gelatina escurridas y removemos sin parar hasta que se disuelvan. Sólo tardan un momentito…
Dejamos unos minutos que se temple y añadimos removiendo sin parar, la leche condensada y no al revés porque nos saldrían grumos y no habría manera de arreglarla.
A continuación y ya para terminar, echamos la leche condensada sobre los dados de gelatina hasta cubrirlos y no más, porque flotarán y al desmoldarlo y cortarlo, se verá la parte de arriba solo blanca. 
Sólo nos queda meterla en el frigo y esperar a que esté bien cuajada. 
A ver si la hacéis y luego me contáis...


8 comentarios:

  1. Hola Eva! Que bonito y colorido ese corte!
    No me extraña que pase el control de calidad...imagino que tan exigente como el de mi casa...jaja. Pero es que se ve una delicia espectacular!
    Presentación de 10
    Salu2 preciosa.
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  2. Niña que bonito! encima con leche condensada eso tiene que estar rico rico,me lo pongo apuntadito para hacerlo...besitos me quedo por aqui.

    ResponderEliminar
  3. Hola Eva, Helen habla tan bien de ti que paso a saludarte y compruebo que es cierto!!..esta gelatina me ha sorprendido, es preciosa y encima fresca y no demasiado calórica..cosa que se agradece en estas fechas!!!:)
    muchos saludos y cariños!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ay Eva que vistosa se ve!
    Y sí, en estos días hacemos las cosas en la cocina de forma diferente sobre todo cuando hay bichillos alrededor metiendo la mano verdad?
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Que chulada!y con leche condensada, con lo que me gusta.
    Esta te la copio.
    Un beso guapa.

    Maricarmen

    ResponderEliminar
  6. Hola Eva,
    Una presentación bien navideña para un postre diferente, me gusta mucho¡ Un fuerte abrazo, teresa

    ResponderEliminar
  7. eva soy lucia con la cuenta de mi hijo para que iba a hacer una nueva ya te contare cuando lo haga, a mi me encanto el que no era cuajado asi que esta seguro que tambien....

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Eso es lo que me anima a seguir compartiendo las recetas de mi familia y las que más me gustan con tod@s vosotr@s.